El pasado 28 de abril de 2015 el BOE recoge la nueva ley 5/2015 de fomento de la financiación empresarial, donde se regulan las plataformas de financiación participativa.

Esta regulación del crowdfunding en España era necesaria, ya que poco a poco va adquiriendo relevancia en nuestro país.

La entrada en vigor fue el 29 de abril de 2015, día siguiente al de su publicación en el BOE, excepto lo dispuesto en el Título I (Mejoras de la financiación bancaria a las pequeñas y medianas empresas) que entrará en vigor a los 3 meses de la publicación por el Banco de España de algunas normas de desarrollo.

La norma persigue una doble finalidad: La primera, hacer más accesible y flexible la financiación bancaria a las pymes, potenciando la recuperación del crédito bancario y la segunda, avanzar en el desarrollo de medios alternativos de financiación, sentando las bases regulatorias necesarias para fortalecer las fuentes de financiación corporativa directa o financiación no bancaria en España.
Se establecen derechos irrenunciables de las pymes en supuestos de cancelación o reducción del flujo de financiación por parte de las entidades de crédito: derecho a un preaviso cuando la entidad tenga la intención de no prorrogar, extinguir o disminuir en más de un 35% el flujo de financiación y el derecho a que la entidad le remita un documento estandarizado, denominado informe de Información Financiera-Pyme en el que conste su situación financiera y la valoración del riesgo crediticio.

Se modifica el régimen de emisión de obligaciones en las sociedades de capital:

• Se permite a las Sociedades de Responsabilidad Limitada, con algunos límites (Las plataformas de financiación participativa deberán advertir del riesgo de endeudamiento excesivo que puede implicar la obtención de financiación mediante la misma por parte de promotores que tenga la condición de consumidor), la emisión de obligaciones y otros valores que reconozcan o creen deuda (excepto obligaciones convertibles en participaciones sociales).
• Se elimina el límite a las emisiones vigente hasta ahora por el que las sociedades anónimas y las sociedades comanditarias por acciones no podían emitir obligaciones más allá de sus recursos propios.
• Se modifican las competencias para acordar la emisión de obligaciones: será competente el órgano de administración, salvo disposición contraria en los Estatutos, siendo competencia de la junta general de accionistas la emisión de obligaciones convertibles en acciones.
• Se suprime el requisito previo de anuncio de la emisión en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.
• Se modifica la regulación de los sindicatos de obligacionistas. Se racionaliza la exigencia de constitución de un sindicato de obligacionistas, que hasta ahora era obligatoria para toda sociedad emisora establecida en España. La constitución del sindicato será preceptiva en aquellas situaciones en las que sea necesario para asegurar una adecuada protección del inversor español.

La Ley regula las plataformas que ejerzan su actividad en territorio nacional. Establece una reserva de actividad a favor de las plataformas que cumplan los requisitos de constitución y ejercicio de actividad establecidos en la Ley (Art. 48 Ley 5/2015, de 27 de abril).

Los proyectos que pueden ser objeto de financiación participativa solo podrán ser proyectos de tipo empresarial, formativo o de consumo (arts. 49, 50, 51, 52 Ley 5/2015, de 27 de abril).
Prohíbe que ejerzan actividades reservadas a las empresas de servicios de inversión o entidades de crédito.

Necesitan autorización previa para ejercer su actividad, debiendo cumplir, para obtenerla y mantenerla, una serie de requisitos.

Mejora del régimen jurídico de las sociedades de garantía recíproca y de las sociedades de reafianzamiento. Estas sociedades deberán aplicar las normas sobre idoneidad de administradores y directivos de entidades de crédito.

Se establece régimen transitorio, para:

— Procedimientos de autorización de creación de sociedades de garantía recíproca en curso.
— Adaptación a la nueva normativa para sociedades de garantía recíproca.
— Transformación de establecimientos financieros de crédito en entidades de pago o de dinero electrónico híbridas.
— Procedimientos de autorización en curso de establecimientos financieros de crédito.
— Información contable a remitir por los establecimientos financieros de crédito.
— Adaptación a la nueva normativa para sociedades gestoras de fondos de titulización.
— Los fondos de titulización y las titulizaciones de derechos de crédito futuros.
— Las sociedades cuyas acciones estén siendo negociadas exclusivamente en un sistema multilateral de negociación, que alcancen una capitalización bursátil superior a quinientos millones de euros.
— Emisiones de obligaciones de conformidad con la Ley 211/1964, de 24 de diciembre, sobre regulación de la emisión de obligaciones por Sociedades que no hayan adoptado la forma de Anónimas, Asociaciones u otras personas jurídicas y la constitución del Sindicato de Obligacionistas.
— Ejercicio previo de la actividad de las plataformas de financiación participativa.

Compartir Post
About the author