El Consejo de Ministros celebrado el 22 de febrero de 2013, ha aprobado, entre otras medidas, un Real Decreto Ley de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, donde se desarrolla la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven para el período 2013-2016.

Concretamente, se desarrollan un primer conjunto de medidas consistentes en:

Medidas dirigidas a fomentar el emprendimiento y el autoempleo de los jóvenes:

  • Se establece una tarifa plana de cincuenta euros en la cotización a la Seguridad Social, para nuevos autónomos menores de treinta años, durante los primeros seis meses.
  • Se permite compatibilizar la prestación por desempleo con el inicio de una actividad por cuenta propia, durante nueve meses para menores de treinta años.
  • Se amplían las posibilidades de capitalización del desempleo para iniciar una actividad emprendedora.
  • Reanudación del cobro de la prestación por desempleo. Para menores de treinta años se amplía de dos a cinco años la duración del ejercicio de una actividad por cuenta propia.

Medidas relacionadas con incentivos fiscales en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades:

  • Las sociedades de nueva creación tributarán a un tipo reducido del 15 por 100, durante los dos primeros ejercicios en que se obtengan resultados positivos.
  • Los autónomos que inicien actividades económicas podrán aplicar una reducción del 20 por 100 en los rendimientos netos que obtengan durante los dos primeros ejercicios en que se obtengan resultados positivos.
  • Los desempleados que decidan establecerse como autónomos podrán beneficiarse de la exención completa en el IRPF de las prestaciones por desempleo cuando el abono de la prestación sea en forma de pago único.

Asimismo, se incluyen medidas que suponen estímulos a la contratación laboral de jóvenes:

  • La cuota de la empresa a la Seguridad Social se reducirá en un 75 por 100 para empresas de más de 250 trabajadores y en un 100 por 100 para el resto.
  • Los autónomos y las empresas de hasta nueve trabajadores se beneficiarán de una reducción del 100 por 100 de la cuota de la empresa a la Seguridad Social por contingencias comunes durante el primer año por la contratación indefinida de un desempleado menor de treinta años.
  • Contrato «primer empleo joven»: modificación del actual contrato temporal para contratar a menores de treinta años desempleados sin experiencia profesional previa.
  • Se introducen incentivos al contrato en prácticas para que aquellos jóvenes de hasta treinta años que hayan terminado su periodo formativo puedan tener una primera experiencia laboral vinculada a su titulación.

 

Link: http://goo.gl/LrQaH

 

Compartir Post
About the author