Recientemente, con fecha 8 de febrero de 2018, la CNMV y el Banco de España han emitido un comunicado conjunto sobre criptomonedas en relación con la presentación y con el hecho de si estas monedas pueden presentarse como alternativa al dinero de curso legal.

Sus fuertes revalorizaciones, con variaciones extremas de precios y las nuevas actuaciones de emisión de “tokens” (vales) para la captación de fondos de inversores para financiación de proyectos ICOs (Initial Coin Offering) han aconsejado que el regulador se pronuncie y realice una advertencia de especial relevancia: “ninguna ICO ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor en España”.

Esto implica que no existen “criptomonedas” ni “tokens” emitidos en ICOs cuya adquisición o tenencia en España pueda beneficiarse de ninguna de las garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o de inversión.

En particular, antes de adquirir “criptomonedas” o participar en una ICO se deberían tener en cuenta las siguientes consideraciones, resumiéndose las recomendaciones del Banco de España:

1.- Espacio no regulado. Las “criptomonedas” así como los distintos actores implicados en su comercialización directa, no están regulados en la Unión Europea. Esto implica que si una persona compra o mantiene “criptomonedas” no se beneficia de las garantías y salvaguardias asociadas a los productos financieros regulados.

2.- Elevado riesgo de pérdida del capital invertido. Las “criptomonedas” carecen de valor intrínseco, convirtiéndose en inversiones altamente especulativas.

Las inversiones en “criptomonedas” o en ICOs al margen de la regulación no están protegidas por ningún mecanismo similar al que protege el efectivo o los valores depositados en entidades de crédito y empresas de servicios de inversión (en el caso de efectivo o valores depositados en entidades de crédito o empresas de servicios de inversión, con arreglo a ciertas condiciones, los correspondientes fondos de garantía aseguran importes de hasta 100.000 euros).

3.- Problemas de iliquidez y volatilidad extrema. La ausencia de mercados equiparables a los mercados organizados de valores sujetos a regulación puede dificultar la venta de “criptomonedas” o de “tokens” emitidos en ICOs para obtener efectivo convencional.

Compartir Post
About the author