13
Abr
17

La especial situación del concurso de las Fundaciones

Las Fundaciones, son definidas por la Ley 50/2002 de 26 de Diciembre, como organizaciones constituidas sin ánimo de lucro que, por voluntad de sus creadores, tienen afectado de modo duradero su patrimonio a la realización de fines de interés general, y son organismos dotados de personalidad jurídica, tal y como se desprende de la lectura tanto del artículo 4 de la citada ley, así como del artículo 35.1 del Código Civil.

Es por tanto esta personalidad jurídica atribuida a las Fundaciones, la que hace posible que les sea de aplicación la Ley Concursal 22/2003, de 9 de julio, pues es la propia Ley la que afirma que “la declaración de concurso procederá  respecto de cualquier deudor, sea persona natural o jurídica”, con la salvedad de las entidades que integran la organización territorial del Estado, los organismos públicos y demás entes de derecho público, como bien aclara la propia Ley en su artículo 1.3 LC. 

Compartir Post